martes, 8 de enero de 2008

2008 y la teoría de la relatividad

Hola Bloggers...
Lo primero feliz año a todos. Yo he empezado con ánimos, y con sentido del humor también....porque si no..
Os cuento, habréis visto que casualmente (ohhhhhhh) y sin que tenga nada que ver con la proximidad de las elecciones nos vuelven a sacar la maquetita del palacio de congresos (la ultima vez que la sacaron fue antes del 25 de mayo de 2007)...esta vez es el proyecto de ejecución del edificio, muy bonito por cierto,...quiero felicitar publicamente al arquitecto por el proyecto y por su forma de exponerlo: hoy ha dicho literalmente " Muchas gracias por invitarme, es la tercera vez que explico este proyecto" vamos, que además de un buen arquitecto es sincero, y se le nota.
Pero lo gracioso, o lo relativista no es eso...lo relativista es el asunto de las fechas, veréis esta mañana, en la comision de seguimiento del palacio de congresos nos decian que siendo optimistas (pero muuuuy optimistas) podría empezar la construcción a finales de 2008 principios de 2009. Pues bien, esta tarde en la exposición publica Alperi ha dicho que sería en noviembre de 2008 (ya veis en un par de horas, nos hemos merendado un par de meses) y lo más fuerte es que a los 5 minutos Camps ha dicho que se empezará en septiembre-octubre de 2008...(otro milagro)..a este paso, si llega a intervenir otro PPero más, resulta que ya estaba inaugurado y no nos habiamos dado ni cuenta. A ver si va a ser que el primo de Rajoy les ha contdo lo de la teoría de la relatividad de Einstein y se han puesto manos a la obra.
En resumen bloggers, el proyecto muy chulo, el trabajo del arquitecto bueno, pero ni siquiera esta hecho el avance del plan de urbanizacion,y me preocupa seriamente cuando podrá empezar a hacerse realidad...eso sí, seguro que de aquí al 9 de marzo nos enseñan (a todos los alicantinos) la maquetita 54 veces más.
Un beso,
Etelvina Andreu

16 comentarios:

Alfredo Charques dijo...

Etelvina, ¿por qué no te vas a hablar con los vecinos de San Blas y les explicas que un nuevo centro comercial no es la solución a sus problemas?

¿Por qué no hacéis estas cosas en el PSOE? Si votáis en contra en el Pleno, seguro que se os tiran al cuello, pero debéis hacer pedagogía. Eso funciona mucho mejor.

ETELVINA ANDREU dijo...

hola alfredo,
Desde luego contactaremos con los vecinos,...aunque es harto dificil contactar con todos...(las asociaciones agrupan solo a un porcentaje mínimo) Nosotros no estamos ni a favor ni en contra per se de los centros comerciales, lo que queremos es que se respeten los informes (que nos costaron una millonada) del PAC lucentum, y analizar las posibles soluciones consensuando tanto con comerciantes como con vecinos, etc.
Un saludo,y gracias por tu contribución,
Etelvina Andreu

Alfredo Charques dijo...

Pues eso es lo que no entiendo, que no estéis ni a favor ni en contra de los centros comerciales.

Parece que el PP no es el único que no tiene una idea de cómo quiere que sea la ciudad.

Decepción, no te lo niego.

ETELVINA ANDREU dijo...

NO, Alfredo, nosotros no nos posicionamos en generico. Los centros comerciales, en esencia no nos parecen mal,lo que no nos gusta es que se sature a la ciudad de ellos, o que se situen sin planificar y consensuar su ubicación. Nosotros nos posicionamos claramente: el PAC Lucentum tiene que reunirse, los informes que se encargaron tienen que tenerse en cuenta, y las licencias se tienen que otorgar en base a las directrices de un plan general, y no del capricho de un concejal/a.
Eso es tener un modelo, perdona que te insista. El resto es ser o despota (el PP los pone, y el resto calla) o integrista (pensar que no debe haber ninguno y en ningun lado).

Alfredo Charques dijo...

Etelvina, entiendo tu postura pero, lo siento, no me parece la correcta. En Alicante ya hay muchos centros comerciales, son necesarias otro tipo de infraestructuras, en ese barrio en concreto, y en la ciudad en general.

Limitar el número de grandes superficies comerciales en una ciudad del tamaño de Alicante no es integrismo, sino proteger los intereses de los pequeños comerciantes del centro. Ya se pueden redactar todos los planes especiales para el centro o para el barrio que se quiera, si se permite una nueva instalación de ese estilo, pierden el sentido el resto de actuaciones. No estaría de más una moratoria, Etelvina.

Un abrazo,

Alfredo

Rubén dijo...

Panoramis, Puerta de Alicante, Gran Vía, Parque Vistahermosa, Alcampo, los Corte Inglés, Centro San Vicente, la amalgama de la Carretera de Valencia pasando por San Juan...

En el área metropolitana sobra este modelo totalmente. Las propias palabras de Alperi fueron que no permitiría ni uno más.
Y ya viene el regalito de Ortiz junto al lidl de Salesianos (por cierto, cómo se puede permitir semejante horterada en primera línea de una avenida representativa???), el IKEA, y este otro centro comercial. Y cuando la Vía Parque se finalice, más que vendrán, y luego Rabasa...

El modelo americano del "Mall" se sustenta en que allí cuando surgió la explosión del comercio no había centros tradicionales históricos en sus ciudades (todas eran de nueva planta) y no tenían una tradición comercial que continuar. Allí se crearon grandes volúmenes contenedores que dentro recreaban las calles comerciales europeas.
Alrededor de estos centros se aglutinaron las grandes extensiones de ciudades dispersas...
y este modelo fracasado era el modelo yanki.
Aquí, como sólo se nos pega lo malo, decidimos prescindir de calles comerciales a cielo abierto (algo por lo que los americanos habrían vendido su alma) para dejar morir agónicamente al comercio tradicional, familiar y a pie de calle que revitaliza la escena urbana. A cambio, nos incorporamos una copia de sus centros comerciales (que a su vez, se copiaron de nuestras calles...) y al final, hemos destrozado una estructura comercial más que centenaria, hemos destruido el tejido socioeconómico del centro tradicional, el casco antiguo... y ahora en lugar de permitir que éste se desarrolle en los nuevos barrios, dejamos las plantas bajas abiertas y con vallas de urbanización, sin posibilidad de locales, y condenándoles a centros comerciales.

Aquí me pregunto si realmente Alicante adolece de buenas cabezas pensantes o si es que realmente estamos todos tontos.
No aportan nada positivo. NADA. Si no existieran, las tiendas se asentarían en las calles, y eso no se quiere reconocer, porque es más fácil poner un gran volumen controlado con guardias de seguridad que hacer calles limpias y agradables, con vigilancia policial, buen alumbrado, zonas de paseo, cafeterías...

esta es la ciudad planificada para el futuro: calles muertas, y centros comerciales con franquicias cada 1000 metros.

Rubén dijo...

Yo sí me atrevería a posicionarme en contra de estos centros comerciales. Es más, a los ya existentes, les impondría un impuesto para sufragar subvenciones para la creación de comercios de jóvenes emprendedores locales. Sería su justa compensa a la ciudad que destruyen.

Rubén dijo...

No es difícil imaginar que si aquí se apostara por un centro tradicional poblado de tiendas de calidad (como sucede en la Calle del Teatro) desde Alfonso el Sabio hasta la Explanada, el centro de Alicante sería un lugar de un interés espectacular. Se conservarían edificios que dieran una imagen noble y de calidad ambiental, se mantendría la zona limpia y segura...
tengo mucho mundo por ver, pero las ciudades que he visto fuera de Alicante, me han demostrado que un centro repleto de tiendas es un centro vivo, y con muchos puestos de trabajo para todos.

Claro, aquí viene la comodidad del alicantino que quiere ir en coche hasta a comprar el pan a la vuelta de la esquina. Una revolución comercial en el centro pasaría por NO HACER MÁS ESTÚPIDOS PARKINGS, sino meter el tranvía, buenos (y frecuentes) autobuses, y retirar carriles al vehículo privado progresivamente.
Habría que hacer que un vecino del Polígono de San Blas que quiera ir de compras, en lugar de subirse al coche e irse al Puerta de Alicante cruzando media ciudad, pudiera subir a un tranvía, bajar al centro en 4 minutos, hacer sus compras de tienda en tienda, tomarse un café con lo que se ha ahorrado de gasolina, y volverse a casa sin problemas de tráfico, ruido, contaminación...

Como véis, todo se enlaza, pero sólo cuando tienes una idea y un sueño global de ciudad mejor.

ETELVINA ANDREU dijo...

Rubén, totalmente de acuerdo con lo del servicio publico y los parkings, es una realidad como un templo. Alfredo no siempre podemos estar de acuerdo pero te agradezco tu colaboración.

Alfredo Charques dijo...

Entonces, Rubén, estamos de acuerdo ¿no? Es una equivocación dotar a Alicante con un nuevo Centro Comercial. No es integrismo, ¿verdad?

Entiendo que no podemos estar siempre de acuerdo, Etelvina, pero sí creo que aplicar una moratoria -como Alperi sugirió- a los centros comerciales, no es ninguna locura.

De otra manera, nos encontramos con un paradoja. Tratamos de proteger el centro y a sus comerciantes, pero les damos otra estocada. Estamos haciendo cosas por un lado y deshaciéndolas por otro.

¿Importa proteger el comercio tracional? ¿Importa dotar a los barrios en expansión se servicios? ¿Importa dinamizar el centro? ¿Importa proteger a los comerciantes? ¿Importa ser coherente? ¿O todo eso no importa?

Compréndeme, Etelvina, estoy cansado del modelo de ciudad que Alperi ha venido desarrollando todos estos años. Del socialismo alicantino esperaría una alternativa creíble y fiable. Si me dices que no estáis ni a favor ni en contra, se me caen los palos del sombrajo. No parece que hayáis hecho la reflexión a la que Rubén se refiere y que muchos ya han hecho. Te cito, Rubén, "una idea y un sueño global de ciudad mejor".

O lo que es lo mismo, una ciudad coherente y amable, respetuosa consigo misma.

Falta tejido productivo, faltan nuevas ideas, falta innovación, faltan empresas con componente tecnológico, falta respeto a la historia de la ciudad y a su patrimonio, falta una idea de ciudad que, por lo que veo, tampoco el PSPV tiene.

Rubén dijo...

Exacto, creo que ningún centro comercial más sería necesario en la ciudad actual. De hecho, no aportaría nada positivo. Sólo con un estudio completo estratégico de desarrollo podría comprenderse que en un futuro crecimiento y desarrollo de la población, pudiera incluirse alguno más para ayudar a vertebrar cierta parte de la periferia como un punto neurálgico independiente del centro.

Un centro comercial genera tráfico masivo, competencia desleal hacia el comercio tradicional (horarios de apertura, precios insuperables...) y no trae riqueza directa, puesto que todos los trabajadores son empleados (normalmente temporales, o con una condición de "fijos" con muchas comillas). Los comercios son franquicias, cuyos beneficios no repercuten en la ciudad, y sólo contribuyen a despoblar más nuestras calles.

Esto trae consecuencias de dejadez municipal en las calles: si no hay comerciantes que reclamen unas calles decentes, tristemente el ayuntamiento no las limpia adecuadamente. Inseguridad, comercios cerrados o vacíos... Así comenzó la zona de la Estación de Autobuses, hoy nuestro pequeño barrio chino.
El comercio tradicional aporta un substrato cultural a la ciudad que nada ha podido superar hasta ahora. El comerciante entabla relación directa con sus clientes asiduos, se tejen redes sociales que perduran décadas, y hasta se transmiten de padres a hijos (véase el ejemplo de "la panadería/farmacia/zapatería/papelería/taller de toda la vida".
El comercio tradicional SÍ APORTA RIQUEZA A LA CIUDAD, dejando los beneficios en las familias alicantinas, generando puestos de empleo directos y estables, y fomentando el arranque de la maquinaria productiva que aporta realmente riqueza a largo plazo. Cuando el comercio se desarrolla, existe competencia, y por tanto, una carrera por el mejor servicio, el trato más favorable, los mejores precios y la innovacíón.
Los jóvenes se animan a iniciar nuevos comercios emprendedores, y pueden conseguir un propio empleo.

Qué decir tiene que esto ayuda a la vivienda, a las arcas municipales...

¿Es que alguien olvida que las grandes empresas emblemáticas del país comenzaron como comercios tradicionales de calidad que, gracias a la competencia, lograron impulsarse y alcanzar cotas inimaginables? Zara, el Corte Inglés, Galerías...

Etelvina, no tengas miedo a pronunciarte en contra de los centros comerciales si realmente ese es el razonamiento que queréis defender. Nadie se va a tirar de los pelos, y los empresarios no tienen un voto tan potente como el de los ciudadanos.
Hay que apostar por la ciudad real, y sobretodo, por un futuro que aporte alguna esperanza.
Y si realmente defendéis los centros comerciales, por favor, definid bajo qué circunstancias, en qué lugares y con qué condicionantes.

Rubén dijo...

¿Porqué nadie autoriza un centro comercial exclusivo para que comerciantes alicantinos puedan abrir una franquicia de su tienda/restaurante en el centro? Se aprovecharía la infraestructura y la experiencia de los empresarios. Se fomentaría el crecimiento de las empresas alicantinas, se crearían puestos de trabajo y se detendría la proliferación de franquicias externas al degradado tejido comercial alicantino, que no puede rivalizar con éstas.
Si no, a este paso, ya veo que el próximo puesto del Mercado Central será un Starbucks o un McDonalds.

ETELVINA ANDREU dijo...

Ruben, verdaderamente esta ultima idea me parece de lo más acertada. Que no se pudieran seguir poniendo más franquicias (el enesimo zara, el enesimo mc donalds, etc) y sólo pequeño comercio "tradicional"...eso impulsaría el sector sin menoscabar las necesidades de los vecinos del PAU 2, que cierto es que son cada vez más numerosos (generalmente familias jovenes de renta media) y necesitan también poder comprar sin desplazarse todos los días.
Un saludo,
Etelvina

HABITAGENDA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rubén dijo...

me alegro de que te parezca bien Etelvina, pero aún así, sería insuficiente, puesto que hay algo que tiene la calle que nunca lo tendrá el centro comercial: realidad, vida, proximidad...

estoy dedicando mi vida, mis horas de sueño, mis energías y mi ilusión a la arquitectura y al urbanismo, y aunque aún me queda mucho para poder siquiera insinuar un mínimo criterio para hacer nada, creo que es más que intuición cuando afirmo que si lo que quieren unos vecinos es hacer compras sin desplazarse, seguro que prefieren tener 15 tiendas variadas en su calle, de calidad, de confianza, conocidas y a las que puede llegar a pie, que coger el coche aunque sean 10 minutos, aparcar y meterse en una caja de zapatos cerrada llena de ruido, música, luz y decoración.

por eso, creo que tendría que colaborar el urbanismo en este aspecto. No es de recibo hacer barrios enteros sin un miserable local en los bajos que pueda dinamizar la calle. Son barrios condenados a ser ciudades-dormitorio, y esperemos que el tiempo no diga que hemos repetido el fenómeno sesentero de la Virgen del Remedio en los Paus de San Blas, Playa San Juan...

Es la anticiudad. Nadie anda por la calle, y eso que son calles amplias, luminosas, con carril bici, aparcamiento, aceras anchas... pero claro, no hay ningún sitio al que ir ni del que venir. Todo está lejos, tu duermes ahí, pero trabajas fuera, compras fuera... a las 10 de la noche no ves ni un alma... y estamos haciendo una ciudad de calles muertas en pleno mediterráneo y con más de 300 días de Sol al año.
Hasta en Invierno en Helsinki he visto más animación en una calle residencial de un barrio periférico que en una calle del Campo de Golf el mes de agosto a las 21h.

El urbanismo debe participar en esto con normativa, calificación del suelo, y abandonar de una vez por todas estas tipologías de viviendas que no aportan nada y que anulan a la ciudad.
Y para ejemplo, sugiero a quien quiera que pasee por el garbinet una tarde. En la Gran Vía, desde la rotonda del C.Comercial hasta Jesuitas, verá gente andando, cafeterías con la gente en las terrazas..., y basta con meterse en la red de calles secundarias donde los edificios en los bajos no tienen más que vallados y muros, para ver de lo que hablo.
Ni un alma.
Está muerta la calle.

La superposición de usos y funciones es la clave del éxito del urbanismo.
Si tienes tiempo, te recomiendo un buen libro, sobretodo en su segunda mitad, el apartado referente al urbanismo.

Contra la incontinencia urbana: reconsideración moral de la arquitectura y la ciudad.
ORIOL BOHIGAS

Por un Alicante Mejor dijo...

El problema de Alicante y su centro comercial y tradicional es:
Falta de aparcamiento, y recordemos que el comercio no solamente vive de la ciudad si no de la provincia... son muchos los municipios de la periferia que van a Elche a comprar, mejores accesos, mejores aparcamientos...
El transporte público es un full, solamente hay que leer la prensa como funciona el flamante TRAMVIA.
O las línes del grupo SUBUS, se tarda más de San Juan a Alicante que de Madrid a Valladolid en el nuevo AVE.
Las calles, tomo ejemplo LA NUEVA ACERA DE MAISONNAVE... y el centro tradicional cada día con más suciedad, aceras rotas, y eso si proliferación de pubs, discos , botellones....
Das una vuelta por el centro de Valencia, Elche o Castellón... y compara.